Instalación eléctrica en domicilios

Le ayudamos a que la instalación eléctrica de su vivienda esté correctamente diseñada y dimensionada según el consumo de energía eléctrica que vaya a existir. Para poder diseñar una instalación eléctrica de una casa es necesario realizar una toma de datos y un esquema de los equipos que se van a conectar. Con ello obtendríamos un cálculo de la energía eléctrica que se pretende consumir. La instalación proyectada siempre estará por encima de las necesidades de consumo. Aunque a la misma se le aplica un coeficiente de simultaneidad, más tarde siempre se podrán incorporar nuevos aparatos, luminarias o máquinas al haber sobredimensionado la instalación eléctrica.

Diseñamos y ejecutamos cualquier instalación eléctrica en domicilios para que todos los elementos desde el enlace a la red de distribución en baja tensión excedan las condiciones mínimas de seguridad (acometida, caja general de protección, línea general de alimentación, cuarto de contadores, derivación individual, cuadro general de protección y mando e instalación interior).

Será imprescindible una correcta distribución y control de los elementos de mando y protección: el interruptor general automático, el diferencial y el resto de los interruptores magnetotérmicos. Todos estos dispositivos deben estar correctamente calibrados para cumplir su función de protección impidiendo la circulación de corriente de defecto y la sobreintensidad que pudiera producirse ante un corto circuito inesperado.

La sección de los conductores eléctricos de los cables (fase, neutro y tierra) utilizados en la alimentación de los aparatos que vamos a conectar debe ir en consonancia con la potencia que van a consumir y también deben estar correctamente asegurados por las protecciones del cuadro de protección y mando.

La potencia contratada está determinada por la potencia instalada y será inferior o igual al calibre del interruptor general magnetotérmico que se coloca en la cabecera de la instalación eléctrica. Antiguamente, cuando existían las cajas ICP, se colocaban en el mismo lugar que el cuadro de protección y mando y en su interior se instalaba un dispositivo limitador de potencia que disparaba cuando se superaba la potencia máxima contratada. Actualmente, con la entrada de los contadores inteligentes son éstos los que hacen una doble función con un mismo dispositivo: medición y control de potencia, gestionándose de forma telemática.

Tipos de instalaciones eléctricas en viviendas

Según el Reglamento Electrotécnico de Baja tensión, existen principalmente dos tipos de instalaciones en las viviendas según su grado de potencia instalada y número mínimo de circuitos:

Instalaciones eléctricas básicas

Son aquellas instalaciones que por su número de circuitos se consideran como electrificación básica, cuya potencia prevista no podrá ser inferior a 5.750 W. Estas contienen un máximo de 5 circuitos cada uno de ellos destinado a un tipo de aparatos, enchufes o luminarias.

Instalaciones eléctricas elevadas

Son aquellas instalaciones que por su número de circuitos se consideran como electrificación elevada, cuya potencia prevista no podrá ser inferior a 9.200 W. Estas contienen más de 5 circuitos pudiendo llegar hasta 12 circuitos. Estas se realizan por diversos motivos; cuando prevé un mayor consumo de electricidad o por ser una vivienda de gran tamaño

PROFESIONALIDAD

EXPERIENCIA

ORIENTACION AL CLIENTE

COMPROMISO AMBIENTAL

PARA NOSOTROS, ¡NUESTROS CLIENTES SON LO PRIMERO!

Estaremos encantados de poder ayudarle.

Los campos marcados con (*) son necesarios para el envío del formulario.

EMPRESA AUTORIZADA

Electricistas en Madrid
Electricistas en Madrid
Electricistas en Madrid
Electricistas en Madrid