Resolución de averías y problemas eléctricos

En el momento más inesperado puede surgir una avería eléctrica de su vivienda, edificio, negocio y afectar su funcionamiento normal. ¿Qué es importante en ese momento? Es fundamental contar con una empresa de confianza y con los recursos de garantía, que solucione su problema de electricidad lo más rápidamente posible, para que todo pueda volver a su estado normal.

Entre los principales tipos de averías que pueden presentarse están las siguientes:

SOBRECARGAS

¿Qué es la sobrecarga?

Sabías que los circuitos eléctricos están preparados para soportar una carga eléctrica determinada previamente, es decir, nosotros contratamos en cada domicilio u oficina la electricidad que queremos para nuestro circuito, y esa es la carga que soportará, no más.

Hay momentos en su vivienda en los que se sobrepasa la carga eléctrica, es decir, al enchufar más aparatos eléctricos de los que puede soportar, o aparatos eléctricos con necesidad de una carga de electricidad superior, el circuito no responderá, porque no podrá soportar tal cantidad de corriente exigida, y los las protecciones cumplirán con su función de protección eléctrica y se activarán, es decir, saltarán, apagará el circuito eléctrico, y evidentemente nos quedaremos sin luz hasta que se vuelva a restablecer.

Debemos tener en cuenta el tipo de carga eléctrica que tenemos contratada para no pasarnos de ahí, ya que la conexión de excesivos aparatos o electrodomésticos que demandan una elevada potencia, aunque no desemboque en una sobrecarga, de alguna forma sí es un indicio de que su potencia contratada está por debajo de sus necesidades de consumo y es necesario contratar una tarifa diferente. En este caso para cambiar su potencia contratada, puede contactarnos para que le asesoremos en el proceso.

CORTOCIRCUITO

¿Qué es un cortocircuito?

Si se unen los extremos o una parte metálica de dos conductores de distinta polaridad, los cuales han perdido su recubrimiento que los aislaba, provoca la anulación en el circuito eléctrico. Al ocurrir esto, se produce una elevación muy fuerte e inesperada de la intensidad de la corriente, un excesivo calor en el cable que hace que se produzca el temido cortocircuito.

Por la gran temperatura que provoca este incremento de la intensidad de la corriente al producirse el cortocircuito, se puede llegar a derretir el recubrimiento aislante de los conductores o cables, quemar el equipo o dispositivo completamente, e incluso, llegar a producir un incendio.

Lo normal es que si las protecciones actúan convenientemente, al producirse un cortocircuito inesperado se provocará una actuación del interruptor diferencial o de los interruptores magnetotérmicos situados en el cuadro general de protección y mando.

PERDIDA DE AISLAMIENTO

¿Qué es la pérdida de aislamiento?

Al perder el aislante, no solo estamos expuestos a un cortocircuito, ya que este problema de aislamiento provoca que la carcasa metálica del dispositivo o equipo que sea se energice, por lo que al tocarlo podría provocar una descarga eléctrica.

Esto puede suceder por diversas causas como por ejemplo con el paso del tiempo o algún corte en el aislante de los cables eléctricos u otros dispositivos; ello disminuye su aislamiento y por falta de protección adecuada de sus circuitos se puede llegar a quemar la línea. Por ello es muy peligroso no realizar una buena instalación eléctrica, debemos incorporar medidas que protejan de estos fallos, y sobre todo mantener siempre un buen mantenimiento de la misma.

Hay ocasiones en las que puede darse el caso que la falta de mantenimiento en la instalación eléctrica puede causar un problema de aislamiento que reduzca la seguridad o provoque un fallo del suministro eléctrico. Otro factor a tener en cuenta es cómo un adecuado mantenimiento de la red de tierra de su casa o negocio puede evitar una descarga de energía eléctrica pueda ocasionar que ante la falta de aislamiento la corriente eléctrica atraviese el cuerpo humano por contacto directo de las partes conductoras de los distintos electrodomésticos que puede haber en nuestro hogar.

Algunos consejos para las averías eléctricas más comunes

Es habitual que en cualquier casa, de vez en cuando, tengamos que resolver alguna de las averías eléctricas comunes. La mayoría se solucionan de forma sencilla con unos conocimientos mínimos sobre electricidad en el hogar. Realizarlas nos evitará tener que localizar a un electricista y el coste de su contratación. Eso sí, si sufre una avería importante o tiene serias dudas sobre ello, nuestra recomendación es que contacte con nuestro personal, el cuál está especializado en la localización y rápida solución de cualquier problema eléctrico o avería que pueda surgir en su instalación. Sabemos mejor que nadie que hay problemas y averías que no pueden esperar. Por eso contamos con un servicio de asistencia para poder comunicar su aviso.

 

La vivienda se ha quedado sin luz y el interruptor diferencial ‘ha saltado’

El interruptor diferencial tiene una doble función. Por una parte, protege a las personas de la casa en el caso de que se produzca un contacto directo, por ejemplo para evitar que, si una persona toca un cable, se electrocute. Por otro, detecta si se está produciendo la aparición de derivaciones o armónicos de alta frecuencia en el circuito y corta la corriente eléctrica de manera automática, para impedir que se ocasionen daños. Se trata de una de las averías eléctricas más molestas pero no es más que una situación que se puede resolver de forma rápida.

Si el diferencial ‘salta’ sin que se haya dado la primera situación, la del contacto directo con la electricidad, puede ser un síntoma de que, a causa de una avería, alguno de los receptores que están conectados a un enchufe estén derivados. La forma de solucionar la situación es que, después de comprobar en el cuadro eléctrico de la casa que los demás interruptores magnetotérmicos permanecen conectados, se desenchufen todos los receptores. A continuación se conecta de nuevo el diferencial y se van enchufando, de uno en uno, los aparatos eléctricos de la casa. Si al activar alguno de ellos, el diferencial actúa de nuevo, ese es el que genera el problema eléctrico.

 

Se ha producido un cortocircuito

El deterioro de algunos cables o el recalentamiento cuando usamos varios equipos en un enchufe múltiple pueden ocasionar un cortocircuito. Para solucionarlo es fundamental saber qué aparatos funcionaban en el momento en el se produjo la avería. Como las causas pueden ser varias, ve descartando posibilidades; el cortocircuito puede producirse por el contacto de un interruptor con la red o con una bombilla en el caso de que afecte a, por ejemplo, una lámpara, o a toda la iluminación.

Si la avería se da en la clavija que conecta a un electrodoméstico con la red eléctrica, deberemos cambiarla. Es aconsejable comprobar todas las cajas de conexión para descartar que haya cables dañados y que haya que reemplazar. Si se revisan todas las luces y todos los electrodomésticos, y vuelve a ‘saltar’ el interruptor general, el problema puede estar localizado en el circuito eléctrico de la vivienda, generalmente porque dos cables están en contacto.

 

La activación del Interruptor de Control de Potencia (ICP) ha dejado a la casa sin corriente eléctrica

El ICP es un dispositivo que interrumpe el suministro de electricidad de forma automática en el momento en el que una vivienda sobrepasa la potencia eléctrica que ha contratado su propietario. Actualmente esta función se realiza desde el contador inteligente situado en el cuarto de contadores. Se trata de un mecanismo de seguridad, obligatorio en los edificios modernos, que limita el suministro y “salta” cuando detecta que hay demasiados aparatos conectados a la vez.

Se trata de una de las averías eléctricas más comunes, y tiene una solución tan sencilla como desconectar alguno de los electrodomésticos en marcha. Si el ICP salta muy a menudo, se debe a que la potencia que tenemos contratada para nuestra casa es insuficiente.

Necesitará un electricista para abrir una incidencia, localizar y reparar las diversas averías eléctricas que puedan presentarse. Es importante que facilite al técnico la mejor información a su alcance para tratar de localizar la avería cuánto antes. Nuestro objetivo es tener en cuenta todos los posibles fallos que pueden darse para evitar que se quede sin suministro de luz y que cualquier tipo de avería eléctrica en cuestión le cause las mínimas molestias.

“Empleamos las nuevas tecnologías de detección, encaminadas a la solución rápida y efectiva que cualquier tipo de avería que pueda surgir”.

PROFESIONALIDAD

EXPERIENCIA

ORIENTACION AL CLIENTE

COMPROMISO AMBIENTAL

PARA NOSOTROS, ¡NUESTROS CLIENTES SON LO PRIMERO!

Estaremos encantados de poder ayudarle.

Los campos marcados con (*) son necesarios para el envío del formulario.

EMPRESA AUTORIZADA

Electricistas en Madrid
Electricistas en Madrid
Electricistas en Madrid
Electricistas en Madrid

Valoración de Electricistas de la Fuente: ⭐⭐⭐⭐⭐ (5 / 5)

Basado en 14 opiniones a través de Google My Business